El Juego de Pelota Maya   


Vaso de Motul de San José (Petén)

El Juego de Pelota de Los Mayas  (llamado Pitz,  y la acción de jugar era Ti Pitziil  en Maya Clásico y Chaaj en K'ich'é en el Altiplano), y su mitología asociada no solo tenía un papel ventral en las creencias religiosas. Fue el primer deporte en la Historia de la Humanidad, con inicios hacia el 2500 AC., la cancha más antigua de éste juego Mesoamericano, que  se ha documentado con exactitud se encuentra en Nakbé, Petén, fechada en el 500 AC. 

En Guatemala hay más de 300 campos de Juego, y en Tikal hay 7, pero se han encontrado tan al norte como Arizona, EE.UU., y hasta Nicaragua en el sur, así como algunas en islas caribeñas como Cuba, lo que enfatiza la popularidad de éste deporte.

 El Juego se jugaba casualmente para recreación, incluso por mujeres y niños. Pero también había una serie de Rituales, y los más importantes juegos, se llevaban a cabo precisamente durante una Celebración ya fuera Religiosa o Política.

Recreación

El número de jugadores o, Pitziil Panel de La Corona  (Glifo) varía entre  2 y 5 en cada equipo, Los jugadores usaban protección en la cabeza, llamada Pix'om,  Caderas (Tz´um) hechas de cuero de venado o  jaguar, y en las rodillas y codos,  Kipachq’ab’. La pelota era hecha con una mezcla de Hule (KIK) y  látex de Guamol (Calonyction aculeatum), y su tamaño variaba entre 22 y 25 cm. de diámetro con un peso de entre 3 a 6 libras. En varias representaciones se observa en la pelota una mano con un número y se cree que representaba el tamaño de la misma.

 La Cancha (Glifo), tiene forma de  I o doble T, cuyo tamaño variaba, pero en promedio era de 30 mt. de largo y 8 mt. de ancho. Se anotaba un gol al tocar el marcador, con la pelota, la cual no se podía tocar con las manos o los pies, solo con las partes ya descritas de protección. El verdadero Juego Maya, tenía paredes inclinadas a lo largo de la cancha, con marcadores planos al centro, y la pelota era siempre grande. (El aro que se usa en las representaciones modernas, fue usado por los Toltecas en el  Yucatán Post Clásico, los que usaban paredes verticales y pelotas más pequeñas y llamaban al juego Pok a Tok). Si un jugador tocaba la pelota con el pié, el otro equipo se anotaba un gol y además mantenía el control de la pelota, había árbitros que se encargaban de hacer cumplir las reglas. Antes del Juego, los jugadores le rezaban a  Hukte’ Ajaw, (Hunahpú).

Marcador de Cancuén (C)  Marcador de Mixco Viejo  Cancha de Mixco Viejo (PostC)

 

  El juego entre los equipos, simbolizaba las batallas entre los dioses del cielo y los del inframundo y La pelota al sol. En algunos Juegos Rituales, el líder del equipo perdedor, era decapitado y su cráneo se usaba para hacer el centro de una nueva pelota. (No como se cree por muchos, que era el equipo ganador, el sacrificado) . Una interpretación común, enfatiza el ciclo de Venus y la muerte y resurrección del dios del Maíz, como el centro del sentido religioso del Juego. Los Antiguos Mayas, creían en representar a través del juego, el partido llevado a cabo en el inframundo entre los dioses de la fertilidad, los Gemelos Héroes, y los dioses de la Muerte, así mismo era un ritual relacionado con la agricultura o la apoteosis de una conquista militar.  Arqueológicamente, este doble simbolismo se puede representar en los campos de juego llamados de la creación, o de las tres conquistas.

Ball Court near Temple I, Tikal
Pequeño  campo ceremonial en
Tikal ( 1 de7)

Vaso Ceremonial, Petén

Marcador de Tiquisate, Escuintla, Costa Pacífica

Campo en Yaxhá

   Algunos mitos han sobrevivido en el Popol Vuh, el libro que relata la creación según Los Mayas. Fue traducido al español en 1697, en Chichicastenango, Guatemala, pero sus historias son mucho más antiguas. Los Gemelos Héroes,  Hunahpú e Xbalanqué, era excelentes jugadores, desafortunadamente, los sonidos incesantes de sus juegos, molestaban a los dioses del inframundo (Xibalbá),  Irritados, los dioses enviaron a un búho mensajero para retarlos a un juego. Cada vez que los gemelos jugaban contra los dioses, se las arreglaban para no perder, ya que ésto les costaría la vida. Durante las Noches, se enfrentaban a peligros en las casa donde se quedaban: La casa Obscura, la Casa del Cuchillo, La casa del Jaguar,. Ellos lograban escapar con astucia y la ayuda de las criaturas del bosque, hasta que en la noche de la casa del Murciélago, donde vuela el Murciélago acechador,  Hunahpú, uno de los gemelos, que dormían en sus cerbatanas para protección, sacó la cabeza y fue decapitado. Al día siguiente, los dioses de Xibalbá, usaron la cabeza de él para jugar. Xbalanqué, logró engañarlos y pegó la cabeza al cuerpo de su hermano, Por lo que los dioses de Xibalbá, perdieron el juego.

Inscripciones de una Cancha en Tikal  Panel de la Cancha Este de Cancuén
 

   


 

Locations of visitors to this page

Ultima actualización

25/11/2011 22:24:56 -0600
© 2005 Copyright, Authentic Maya